3 a 0

Cuando hay un maestro del toque que pone la pelota en el lugar exacto para que los delanteros queden en posición de gol y cuando uno de esos atacantes descontrola a los zagueros con sus incursiones al área y sus entradas y salidas a la línea defensiva, no queda otra cosa que concluir que ese equipo ganó bien

En realidad, lo que hizo Nacional fue marcar una diferencia importante en el juego frente Wanderers, porque dominó todos los sectores del campo y atacó las zonas más flojas de su adversario con muchos hombres. Que, además, le dieron profundidad al juego por la manera en la que triangularon o tocaron de primera.

Con la activa participación de Álvaro Recoba, que ingresó muy temprano en el partido por culpa de la lesión que sufrió a los siete minutos Ignacio González, y un equipo que supo intercambiar posiciones y darle ritmo a sus ofensivas, Nacional se plantó en el Parque Central con el pleno convencimiento que iba a llevarse la victoria.

Aunque la apertura en el marcador demoró bastante, porque recién llegó a los 41 minutos de juego, si hay algo que se podía prever en el estadio tricolor es que el marcador se iba a mover a favor de los dirigidos por Rodolfo Arruabarrena. Tal apreciación aparecía clara porque al bohemio le costó muchísimo trasponer la línea media de la cancha y porque Nacional estaba generando juego por los dos costados del campo.

Tras la apertura de Alonso el partido quedó más marcado aún para un Nacional que acrecentó las diferencias. A toque, cambio de frente y casi nada de traslado de pelota, el dueño de casa fue desgastando a un Wanderers que ya no supo como sostener el trámite del encuentro.

Dos golazos (un latigazo cruzado y un contragolpe veloz) no hicieron otra cosa que confirmar la diferencia en la cancha. Una distancia que permitió ganar un partido de enorme importancia, porque Nacional tomó la punta del certamen y le sacó pila de diferencia a su eterno rival.

La cifra

291

Minutos sin recibir goles en contra suma ahora Nacional en el Apertura. El último se lo hizo Líber Quiñones.

La estrella

Iván Alonso

Figura por su movilidad, buen manejo y, sobre todo, por presencia en la red.

 

Fuente: Ovacion