Habemus Tecnicus

41247

Álvaro Gutiérrez fue presentado el miércoles de forma oficial como entrenador del Club Nacional de Football.

El DT, que se venía desempeñando interinamente en la dirección técnica del primer equipo, fue ratificado para dirigir al Decano en la próxima temporada.

También fueron presentados oficialmente  Mario Picún (ayudante técnico) y Marcelo Giarruso (preparador físico).

En el acto estuvieron presentes los dirigentes tricolores, así como integrantes de las distintas subcomisiones.

“Gutiérrez es el hombre justo en el momento justo. Hablando con él, una vez me dijo que todo le había costado mucho en la vida y eso es lo que Nacional necesita: humildad y sacrificio. Álvaro conoce el club, nadie mejor que él en ese aspecto. Muchos de los juveniles que están hoy en el primer equipo pasaron por sus manos”, señaló el presidente Eduardo Ache.

“Esta decisión va más allá de los tres partidos que le tocó dirigir: es un tema de convencimiento”, agregó.

Por su parte, el entrenador se mostró agradecido y dispuesto a seguir dando el todo por el todo por la institución.

“Agradezco a los dirigentes que confiaron en mí en este momento así como a los compañeros que trabajaron conmigo en formativas y a todos los futbolistas. Vamos a dejar todo por Nacional. Y le decimos a los hinchas que vamos a trabajar mucho. El esfuerzo no se negocia”, cerró.

Antes de arribar al plantel principal, Gutiérrez se encontraba trabajando en Tercera División, donde dejó al equipo primero en la Anual y campeón del Apertura.

Con los mayores asumió la conducción tras el clásico y encadenó tres victorias al hilo: 3-1 Cerro, 3-0 Miramar Misiones y 4-1 Fénix.

El DT tuvo un destacado pasaje como jugador de la institución entre 1992 y 1995, participando en 103 partidos oficiales de los cuales 63 correspondieron al Campeonato Uruguayo.

Debutó en la redes con un gol, en el partido jugado el 5 de abril de 1992 contra Central de Minas, un amistoso jugado en el Juan Antonio Lavalleja de la ciudad minuana. Su tanto más recordado fue el del triunfo 3 a 1 frente a Peñarol por la Liguilla, partido jugado el 20 de enero de 1993.

Desde Argentina le deseamos al nuevo Cuerpo Técnico los éxitos que todos necesitamos.