Una gesta única y heroica: el Campeonato Nocturno Rioplatense

CNR 1938 01

En ocasión de la fiesta de los socios del Club Nacional de Football se descubrió un cuadro que homenajea y recuerda el título del Campeonato Internacional Nocturno conquistado en 1938. Los encargados de hacerlo fueron familiares directos de algunos de los integrantes de aquel heroico equipo, acompañados por integrantes de la Comisión de Historia y Estadística del club.

Aquel certamen internacional se disputaba en los períodos de recesos de los torneos locales de Argentina y Uruguay y nucleaba a los mejores equipos de Montevideo, Buenos Aires, Rosario y La Plata. En aquel torneo, el Decano se impuso consecutivamente a Independiente (1-0), a Racing (2-1), a Newell´s Old Boys (1-0), a San Lorenzo (3-2), a Estudiantes de La Plata (2-1), a Rosario Central (5-0), a Peñarol (2-1) y cayó ante Boca Juniors (0-2) y River Plate (0-1). De esta forma, los tricolores alcanzaron las 14 unidades, producto de siete victorias y tan solo dos derrotas (16 goles a favor y 8 en contra). El segundo clasificado fue San Lorenzo con 12 unidades.

Sin embargo, de este certamen lo que más resaltó fue la denominada “noche de las camisetas ensangrentadas”. El 19 de febrero de 1938 Nacional enfrentó a Estudiantes como visitante en un clima abiertamente hostil, con intentos de amedrentamiento constantes para con los nuestros. No solo eso, en la cancha se vivía una batalla sin par, pretendiendo vencer a los albos a como diera lugar y con los gritos de la hinchada platense que pedía “leña, leña y leña”.

En el entretiempo, los jugadores del Decano, a pesar de la tremenda violencia y hostilidad que se estaba viviendo, se juramentaron ganar: “Pase lo que pase, ganaremos este partido por el honor nuestro, de Nacional, de nuestro país, y de nuestra familia”, dijo enfáticamente el capitán Ricardo Faccio. Y así fue. Fue 2-1 con anotaciones del inmenso Atilio García, que, al igual que otros compañeros, terminó con cortes y heridas en la cabeza producto de la lucha. Las mismas heridas mancharon sus camisetas de sangre y así jugaron todo el partido. De ahí el nombre dado a este encuentro.

Tan excepcional fue la prueba de hombría, valentía y garra de aquellos heroicos gladiadores, que dejaron en claro que a Nacional nadie le gana “de pesado” ni por más hombre, que la Directiva (el presidente era Aníbal Z. Falco), en sesión extraordinaria, resolvió destacar el hecho en la Sede y en el Gran Parque Central. Las camisetas ensangrentadas fueron exhibidas en los principales comercios y tiendas de la Avenida 18 de julio.

Vaya el recuerdo para aquellos gladiadores tricolores: Eduardo García, Alejandro Morales y Juan Ramón Cabrera, Mario Rodríguez, Ricardo Faccio y Lirio Fernández, Roberto Porta, Francisco Arispe, Atilio García, Enrique Hernández y Arturo De León. También, entre otros, actuaron en el certamen Julio Véliz, José Tovagliare, Carlos Riolfo, Marcelino Pérez, Aníbal Ciocca, Aníbal Tenorio, Héctor Castro y Roque Máspoli. Entrenador: William Reaside.

CNR 1938 02

Fuente: www.nacional.com.uy