Compromiso de todos

 

El compromiso de este equipo con el técnico, la hinchada y consigo mismos es evidente cada fin de semana. Nacional es un equipo que luce convencido de sus armas y lo demuestra partido a partido. Pero también es cosnciente de que nada se consigue sin trabajo.

Basta escuchar la palabra de Rodolfo Arruabarrena cada vez que es preguntado sobre el rendimiento. “Son victorias importantes, pero recién va la mitad del torneo. No hay que relajarse” insiste el Vasco. En el mismo tenor declara Diego Arismendi, y reflexiona que “el rendimiento individual se refleja en lo colectivo”.

Los jugadores están comprometidos, concentrados y eso queda en evidencia cuando tienen que saltar a la cancha. Carlos De Pena, autor del tercer golazo, manifestó que “en el vestuario, Recoba me pidió que estuviera atento si me tocaba entrar” y deslizó una frase que resume a este Nacional “a los rivales se les hace difícil llegarnos”

Todos trabajan, todos corren y están atentos a los relevos, a su vez, también todos son responsables de la generación de fútbol. “No pienso en el beneficio personal sino en el aspecto grupal. Soy un jugador de equipo”afirma Iván Alonso, otra de las figuras que lograron destacarse ante Wanderers.

“La perfección no se puede alcanzar, pero tenemos que seguir trabajando, no hay que relajarse, ni mucho menos ponerse cómodos. Candidatos somos, los clubes grande siempre son candidatos” sostiene Arruabarrena, pero en seguida agrega “hay un pequeño corte en la tabla, pero a nadie le sobra nada. Hoy Danubio perdió puntos con Miramar, lo que deja a las claras que no te podés relajar y si lo haces perdés” finalizó el entrenador.

El tricolor es un equipo que sabe dónde está parado, a lo que aspira y es conciente que nadie la va a regalar nada. El camino es difícil, pero los objetivos se alcanzan paso a paso. Nacional no mira por encima a nadie. Mantiene el foco en el siguiente paso.

Miguel Ángel Rey
decano.com