• Home »
  • Noticias »
  • No es un partido cualquiera: Se viene otro clásico del Río de la Plata

No es un partido cualquiera: Se viene otro clásico del Río de la Plata

1903

No hay otro igual: Argentina y Uruguay. Podría ser un partido más, sin embargo es parte de la más rica historia del fútbol mundial.

El enfrentamiento entre ambas selecciones tiene ya 114 años. Son, ni más ni menos, las primeras selecciones en jugar un partido internacional fuera de las Islas Británicas. El 20 de julio de 1902 disputaron su primer partido oficial en Montevideo con victoria Argentina por 6 a 0. La revancha estaba pactada para setiembre de 1903 en Buenos Aires y teniendo en cuenta los antecedentes, nadie esperaba nada de la selección uruguaya. Para hacer más sombrío el panorama, la Liga Uruguaya designó a los jugadores que representarían a la selección, pero varios equipos se negaron a que participaran sus jugadores. Ante esta situación, el Club Nacional de Football solicitó y obtuvo la autorización de la Liga para que sus jugadores fueran quienes integraran la selección oriental.

Fue así que partieron en el vapor Tritón el 12 de setiembre para arribar a Buenos Aires al día siguiente. A la derrota del año anterior se sumaba ahora el hecho de jugar como visitantes y con una selección formada por jugadores de un solo equipo. Por su parte la selección Argentina estaba formada sobre la base del poderoso Alumni y grandes figuras de Belgrano, Lomas y Estudiantes. “Sabemos que no podemos ganar, venimos como hermanos a cumplir”, declaraba en Buenos Aires Eusebio Céspedes, presidente de la delegación oriental.

Aquel 13 de setiembre de 1903 en el campo de juego de la Sociedad Hípica Argentina, ante cerca de 8.000 espectadores y contra todos los pronósticos, Uruguay venció por 3 a 2. Al día siguiente, de vuelta en Montevideo fueron recibidos por una multitud de aficionados, al tiempo que la Liga Uruguaya recibía el siguiente telegrama de su par Argentina:

Buenos Aires, septiembre 14.

-A Enrique Lichtenberger.- Piedras 127.- Montevideo.-

En nombre del Consejo de la Argentine Football Association, felicito a la Liga Oriental por el triunfo de ayer.

Los miembros del team oriental se han portado como héroes. La línea de forwards ha resultado la mejor que se haya presentado en nuestras canchas.

Un cariñoso saludo a su digno presidente y demás miembros de la Liga Oriental.

–CHEVALLIER BOTELL, Presidente; F. WILLIAMS, Secretario.-

Esa fue la primera victoria de la selección Uruguaya, pero no fue solo eso. Fue el nacimiento de uno de los clásicos más antiguos y el más apasionante del fútbol mundial. Argentinos y uruguayos, tan iguales y tan diferentes, unidos y separados por un río grande como el mar. Uruguayos y argentinos, rivales y hermanos.

Fue el fútbol nacido en cuna británica, que encontró su hogar definitivo en el Río de la Plata, desde donde volvería al mundo transformado en otra cosa más parecida a la magia que lo que habían inventado los ingleses. Fue el viejo Nacional reclamando para su patria el derecho a la gloria deportiva. Fue la primer hazaña del fútbol del pequeño Uruguay. Fue la primera señal de una rebeldía, de una voluntad de superar los propios límites y de un orgullo que desde entonces tiene nombre: la garra charrúa.

Y ta, es el partido más lindo del mundo, che.

Extraído de la web oficial del Club Nacional de Football: https://www.nacional.uy