Tocando y metiendo, de atrás y en la hora: A lo Nacional

Festejo Nac-RP

Los tricolores vencieron a un duro rival y son líderes del Apertura con 6 unidades. Fue un partidazo y el triunfo vale su peso en oro. Nacional remontó un resultado adverso y, en un encuentro difícil, venció 2-1 a River Plate en el Gran Parque Central con un gol en la hora de Santiago Romero. Anteriormente, a los 81´, Rodrigo Amaral había igualado transitoriamente las acciones de un partido que se le había puesto cuesta arriba al Decano desde los 24´.

Los albos no disputaron una buena primera mitad: sometidos a la presión alta de River Plate, les costó mucho imponer condiciones. Las herramientas que hasta aquí mejor resultado le habían dado a los nuestros no podían utilizarse de la mejor manera. No había desborde por las bandas, no había juego asociado para llegar al área, no había jugadas claras de gol ni pelotas potables para que Iván Alonso pudiera lucirse.

A todo ello, el adversario, siempre con una propuesta ofensiva y apostando al juego de ataque, aprovechó la confusión de Nacional y se puso en ventaja a los 24´. El Decano tardó en reacomodarse y lo hizo más que nada a impulsos emocionales, sin la posibilidad de mostrar su mejor fútbol.

En el complemento, los tricolores se lanzaron en ofensiva, todavía sin ser finos en la creación ni en la generación de jugadas de riesgo. Promediaba el complemento y un remate a distancia de Ignacio González que se perdió cerca había sido lo mejor de los albos, pero la balanza lentamente se estaba decantando del lado de los nuestros. Y ello se debió a un reajuste futbolístico y a los ingresos de Amaral y Alejandro Barbaro.

El extremo argentino, que se ubicó a la derecha, siempre pidió la pelota y encaró por su sector, enviando constantemente centros al área. Sin embargo, la diferencia la hizo Amaral, ya que puso claridad al juego, se asoció con sus compañeros de ataque y llegó a definir: iban 81´ cuando abrió la pelota al sector izquierdo y fue a buscar su lugar al área. Carlos de Pena vio al atacante ingresar por el segundo palo y le colocó la pelota en la cabeza. Ingresando con todo al área chica, uno de los máximos goleadores históricos de las formativas cabeceó al gol para desatar la locura tricolor.

Con el 1-1 en el marcador, Nacional siguió su frenética búsqueda del gol de la victoria, que llegó a los 89´, cuando Santiago Romero aprovechó una salida en falso del arquero darsenero y, entrando como un tren, conectó desde afuera del área para marcar.

Fue un gol con el corazón que le dio los tres puntos al Decano para locura del pueblo albo, que festejó un importante éxito ante un rival directo en la lucha por el título.

Síntesis

Nacional: Esteban Conde; Jorge Fucile (Rodrigo Amaral 64´), Matías Malvino, Diego Polenta, Alfonso Espino; Gonzalo Porras, Santiago Romero; Leandro Barcia (Alejandro Barbaro 59´), Ignacio González (Sebastián Eguren 90´), Carlos de Pena; Iván Alonso. DT: Gustavo Munúa.

River Plate: Gastón Olveira; Claudio Herrera, Iván Silva, Darío Flores, Diego Rodríguez; Ángel Rodríguez (Cristian González 74´), Bruno Montelongo, Robert Flores (Fernando Gorriarán 65´); Alexander Rosso (Michael Santos 60´), Santiago García y Martín Alaniz. DT: Juan Ramón Carrasco.

Estadio: Gran Parque Central.

Jueces: Fernando Falce, Gabriel Popotivis y Horacio Ferreiro.

Goles: Santiago García (RP) 24´; Rodrigo Amaral (NAC) 81´; Santiago Romero (NAC) 89´.

Amarillas: Carlos de Pena (NAC) 31´; Ángel Rodríguez (RP) 38´; Alexander Rosso (RP) 50´; Jorge Fucile (NAC) 57´; Gonzalo Porras (NAC) 58´; Santiago Romero (NAC) 80´; Iván Alonso (NAC) 88´.

Fuente: www.nacional.com.uy
Imágenes gentileza del fotógrafo Alejandro Moreira

nacriv40